La máxima autoridad religiosa de Jerusalén apoya matar personas LGTB

religioso-jerusalen

Varios miembros de la comunidad LGTB israelí han denunciado a Shlomo Amar, el máximo rabino de Jerusalén, por un delito de incitación al asesinato, después de que el líder religioso citara un pasaje de la Torá, el libro sagrado de los judíos, instando a matar a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

El máximo jerarca judío de la ciudad sagrada para el judaísmo, el islam y el cristianismo criticó en su reciente entrevista con el periódico local Yisrael Hayom a los integrantes de la comunidad LGBT por practicar “un culto a la abominación” y dijo que la Torá obliga a matarles.

El rabino hizo estas declaraciones para explicar el porqué de su negativa a asistir al funeral de Shira Banki, una adolescente de 16 años acuchillada por un ultraortodoxo judío durante la marcha del Orgullo en Jerusalén el año pasado. “Dicen que es una orientación, pero es una tontería”, afirmó. “Una persona puede superar sus deseos si quiere”.

Shirley Kleinman, activista transexual, instó a otros a apoyar la denuncia: “Una figura pública influyente que recibe su sueldo de mi bolsillo acaba de pedir el asesinato de mis hermanos y hermanas”, escribió en su página de Facebook.

El pasado mes de agosto, España concedió la nacionalidad por carta de naturaleza a Shlomo Amar a través de un Real Decreto por el que se otorgó la nacionalidad a un grupo de 220 sefardíes que la habían solicitado.