Insertar perlas en el pene, la moda sexual venida de Cuba

perlas¿Te harías una cirugía en tus joyas de la corona para aumentar el placer a la hora de tener sexo? Insertar perlas en el pene, la moda sexual venida de Cuba, se extiende por el mundo y deja alucinando a los que lo han probado. ¿Es mejor que un piercing? ¿Tiene peligros? Te lo contamos todo.

Esta práctica tan sugerente tiene su origen en Cuba. Los hombres se hacían una pequeña incisión para introducir una perla, una bolita que suele ser de plástico, bajo la piel del pene. Se venda el pene hasta que cicatrice la herida, y la perla se queda ahí incrustada bajo la piel del miembro, con un bulto duro que se supone que aporta mayor placer en la penetración, tanto al que penetra como al que es penetrado, que “revienta de placer” al notar esa bolita dura. En teoría debería insertarse justo en la base del pene, pero cada uno se pone la perla en la zona del pene que le guste.

¿Tiene peligros insertarse perlas en el pene? Pues sí, ya que muchas de estas intervenciones en Cuba se hacen en casa, sin unas condiciones higiénicas adecuadas para tal operación. Niños, ya saben: no hagan esto en sus casas, por si habían pensado que era una buena idea ir a la cocina a por un cuchillo y rajarse el pene a uno mismo. Hay doctoras cubanas que dicen haber visto casos en los que estas perlas en el pene provocaron balanitis e incluso gangrena, teniendo que amputar parte del miembro. Cuidado con lo que haces, pillín.

Vía Cromosomax