McDonald’s no se queda atrás en la celebración del Orgullo

Celebrar el Orgullo se ha vuelto el último grito de la moda, todas las marcas están haciendo competencia para ver quien incluye los colores del arcoiris en su empresa de la manera mas creativa.

Los últimos en montarse al carro multicolor ha sido McDonalds, que han decidido rediseñar la clásica caja de las patatas fritas de toda la vida para darle mucho más color.

También hay que decir que la campaña es pequeña: solo tendrá lugar en Estados Unidos y en 9 ciudades, San Francisco una de ellas, como no podía ser de otra manera. El diseño tampoco es que sea lo máximo. Eso sí, nos gusta que hayan reinventado un poco el clásico eslogan ‘I’m lovin it’ y ahora digan ‘lovin is lovin’.

Sin duda es una de las campañas más pequeñas de apoyo al colectivo LGTB, pero no vamos a ser nosotros quiénes los critiquemos. Celebramos que todas las personas que coman patatas fritas en los McDonalds de estas ciudades mostrarán, directa o indirectamente, su apoyo al amor igualitario.